En estos tiempos de avance y modernismo encontramos diferentes formas de vestir, de alimentarse, de cuidar el cuerpo, de peinarse, de comunicarse, y hasta de hablar, entre otras cosas más. En esta ocasión meditaremos acerca de uno de estos cambios que afecta particularmente a los jóvenes, como es el cambio en la manera de hablar. Para nadie es secreto que la actualidad lleva consigo un avance en la tecnología (redes sociales, internet, videojuegos, etc), es claro que estos avances son buenos, sin embargo por el mal uso de los mismos poco a poco se ha ido deteriorando el lenguaje de las presentes generaciones, encontramos jóvenes y padres de familia que prácticamente ya no hablan, todo tipo de comunicación es mediante chat o audios, lo que ha llevado a un enfriamiento en las relaciones interpersonales y hogareñas, y cuando se habla escuchamos el uso de palabras inadecuadas para relacionarse entre sí como groserías, y altanerías.

Es importante conocer qué dice el Señor acerca de este tipo de comunicación fría y deshonran te.

Rm 12:2 “No imiten las conductas ni las costumbres de este mundo, mas bien dejen que Dios los transforme en personas nuevas al cambiarles la manera de pensar. Entonces aprenderán a conocer la voluntad de Dios para ustedes, la cual es buena, agradable, y perfecta”.NTV

Podemos notar en la Palabra la orden dada por Dios “No imiten las conductas ni las costumbres de este mundo”, como jóvenes debemos guardar nuestro corazón de todo aquello que en lugar de aportar crecimiento como hijos de Dios nos lleve a corromper nuestra manera de vivir, y  la clave para no caer en las costumbres y conductas del mundo (frialdad en las relaciones, malas maneras de hablar y comunicarnos) es permitir que sea el mismo Dios cambiando nuestra manera de pensar, así las cosas es claro que es en nuestro pensamiento es donde reposan estas malas conductas.

¿Cómo podemos permitir el cambio en nuestro pensamiento?

  1. Estudiando cada día la Palabra del Señor: Lucas 6:45 “Una persona buena produce cosas buenas del tesoro de su buen corazón, y una persona mala produce cosa malas del tesoro de su mal corazón. Lo que uno dice brota de lo que hay en el corazón” NTV, por lo tanto podemos evaluar como nos encontramos ante el Señor en cuanto a nuestra manera de hablar de acuerdo a lo que sale de nuestra boca. Si continuamente estamos llenando nuestra mente y corazón con la palabra de Dios, toda la información negativa que recibamos será filtrada por la reserva de Palabra que hay en nosotros.
  2. Evaluando constantemente lo que me rodea:  “No se deje engañar por los que dicen semejantes cosas, porque las malas compañías corrompen el buen carácter” 1 Cor 15:33 NTV. Lograr el hábito de evaluar constantemente lo que hablo me lleva a determinar lo que realmente me alimenta, jóvenes no todo lo que nos parece bueno es lo correcto para nuestro espíritu y nuestra relación con Dios, debemos llegar al punto de estar tan atentos a cuidar nuestro corazón y pensamiento que fácilmente podamos detectar y eliminar la contaminación que quiera anidarse en nosotros, como dice la palabra no nos engañemos lo malo es malo y hay que eliminarlo de nuestro camino, no juguemos con lo que creemos poder controlar. Evaluemos y corrijamos nuestro lenguaje y la forma como nos dirigimos a nuestros padres, autoridades, amigos y prójimo en general.
  3. Estableciendo límites:  “Ustedes dicen: se me permite hacer cualquier cosa, pero no todo les conviene. Y aunque se me permite hacer cualquier cosa, no debo volverme esclavo de nada” 1 Cor 16:12 NTV. Tomar la decisión de no pertenecer al sistema del mundo, aunque esto nos cueste amistades. El verdadero amigo comprenderá nuestro anhelo por agradar al Señor, jamás un buen amigo nos llevará por camino de perdición, Dios está para ayudarnos pero nosotros tomamos la decisión de ser santos, nosotros tomamos la decisión de ser mejores cada día y seguir los mandamientos del Señor, nosotros tomamos la decisión de amar al Señor y seguirle por amor, nosotros tomamos la decisión de no ser esclavos de  nada que nos separe de Él.

Angélica María Bocanegra C.
Administradora Empresarial / Líder de Jóvenes

 

 

 

Contacto / Ubicación

Información de contacto

Calle 9b 32-14 Champagñat
Cali-Colombia
✉ info@oasisdeuncion.org
☏ (57) 486 1815

Nuestros servicios

Domingo 7:00am /1030am
Miércoles 6:30pm
Miércoles/Sábados 9:00am

Eventos / Calendario